domingo, 24 de febrero de 2013

NI VOTAR, NI ANULAR, LO CORRECTO: ¡DESTRUIMOS LOS SÍMBOLOS DE LA DEMOCRACIA BURGUÉS - TERRATENIENTE!



El triunfo electoral de Alianza País era previsible. El imperialismo y la dictadura burgués-terrateniente requieren de este régimen para dar continuidad al proceso de reestructuración del viejo y caduco aparato estatal.


Se terminó la campaña de tráfico con la miseria y necesidades que apremian a nuestro pueblo.  Ni los representantes de una expresión minoritaria de la burguesía compradora (Noboa, Lasso), ni la izquierda revisionista y oportunista (Acosta, MPD, Montecristi Vive, Pachakutik) han podido con la demagogia correìsta y han sucumbido en el discurso mentiroso y oportunista: unos ofreciendo la riqueza, los otros, el revisionismo, hacer la “verdadera revolución” desde las urnas sin considerar la necesidad de que para construir primero hay que destruir.


Por otro lado la campaña de NO VOTAR fue un éxito, más allá de que tuvo que confrontar serios problemas de seguridad en su desarrollo por el despliegue policial diseñado para neutralizarnos, y la necesidad de sobre la marcha apoyar a las masas en sus luchas reivindicativas cuyos métodos nos aproximan más al desarrollo de la Guerra Popular.


La dirección proletaria en este proceso ha sido determinante porque no permitió que se filtren corrientes pequeño burguesas que siempre pretenden distorsionar los objetivos y mecanismos de lucha que tienen las masas organizadas bajo un solo propósito: la revolución de Nueva Democracia.


En este nuevo escenario de lucha generado a partir de la continuación del régimen fascista y corporativista de Correa, debemos propender a consolidar en caliente la unidad obrero-campesina-popular para fortalecer los instrumentos con los que deben contar las masas a fin de poder materializar la revolución de nuevo tipo.


El capitalismo burocrático en su proceso restaurador vive tres etapas, la preparación que se dio con la Constitución de Montecristi, la aplicación y consolidación que se da con este régimen que le hace vivir a las masas la falsa ilusión constitucionalista-revolucionaria y la crisis que inevitablemente se vendrá y que debe ser aprovechada por el proletariado y sus aliados, los campesinos pobres, la pequeña y mediana burguesía para dar inicio a la destrucción objetiva del viejo estado, pues solo sobre sus ruinas podremos levantar lo nuevo: Nuevo Poder, Nueva Democracia, nueva dictadura (obrero-campesina), y un nuevo camino al socialismo.






domingo, 3 de febrero de 2013

¡NO VOTAR! ECUADOR .

LA CAMPAÑA ELECTORAL Y EL NO VOTAR.

La campaña electoral se desarrolla dentro de los parámetros de movilidad política propia de la democracia burguesa: ofertas de trabajo, alza salarial, soberanía, salud, etc., etc... Todos junto al pueblo, todos alimentándose en los mercados, caminando entre la insalubridad, falta de alcantarillado, vías, todos hijos y amigos del pueblo.

Todos ofreciendo inversión externa, vivienda, carros. Casi todos plantean la eliminación de impuestos, ingreso a la universidad de manera gratuita, en fin, todo lo que le falta a las masas explotadas y que nunca se les será entregado, pues las ofertas no pasan de ser sino demagogia electoral, espacio donde la izquierda rastrera y oportunista al igual que los demás partidos y expresiones políticas electoreras trafican con las necesidades del pueblo para tentar su apoyo en las urnas.

Sin embargo, las masas cada vez les creen menos. Si nuestro pueblo vota es porque está forzado a asistir a las urnas a cambio de la papeleta electoral, no hacerlo es penalizado con una fuerte multa, es decir, la democracia burguesa es tan democrática que te obliga a votar.

La campaña del NO VOTAR hay que fomentarla, profundizarla y sobre todo consolidarla.

Jóvenes del Ecuador, tienen la alternativa de NO VOTAR, ¿por qué no hacerlo?. Te han hecho creer que haciéndolo tú escoges a tus mandatarios y no dejas que “otros” los escojan. Eso no es verdad, lo único que haces es escoger o votar por el miserable que será el encargado de responder a los requerimientos del viejo estado administrándolo siempre en condiciones que favorezcan a la dictadura burgués-terrateniente.

Recuerda siempre lo que dijo Lenin: “SALVO EL PODER, TODO ES ILUSIÓN”, y las elecciones que se muestran como “democráticas” no pasan de ser eso, una ilusión que se derrumba inmediatamente para ser levantada una vez más cada cuatro años.

Fomentar y respaldar las elecciones burguesas es definir el camino que vamos a transitar. Las elecciones es el camino burgués-terrateniente. El camino del pueblo es el democrático, el de la Guerra Popular, el de la revolución de Nueva Democracia que es una revolución democrática dirigida por el proletariado. ¿De qué lado estás?, ¿qué camino decides seguir?.

No votar, preparar la Guerra Popular, más que un enunciado o una consigna son una necesidad ineludible que la clase, el campesinado pobre y pequeña burguesía progresista debe emprender.

Las elecciones son una necesidad de la gran burguesía, grandes terratenientes y del imperialismo. No nos conduce a nada, salvo a una ilusión.

No negamos que eventualmente construyan carreteras, escuelas, hospitales, pero siempre debes pensar que las construyen con tu trabajo, con tus impuestos. Hay que analizar que en el país la carga fiscal al salario es del 17% y a eso debes sumarle el 12% del IVA que te arranchan cuando compras algo en cualquier lugar. Es decir, ahora del salario básico de 318 dólares te quitan aproximadamente 92 dólares, te quedan 226 dólares para adquirir una canasta básica que está por sobre los 600 dólares al mes.  Con esos impuestos no solo que construyes carreteros, escuelas, hospitales, sino que mantienes el aparato burocrático del viejo Estado que es el encargado de organizar la sociedad y reprimirte de ser necesario.

Pero veamos más allá, la gran burguesía tiene contradicciones internas (burguesía compradora-burguesía burocrática) que no son antagónicas y tratan de dirimirlas en las urnas, si es una bronca entre ellos, por qué tienes que hacer filas tú en cualquiera de ellas?.

Las elecciones no solucionan las contradicciones antagónicas y fundamentales que tiene el país con el imperialismo, la clase obrera con la gran burguesía, los campesinos con los grandes terratenientes, y los pequeños productores con los monopolios. Históricamente se evidencia que eso solo puede ser dirimida con una revolución violenta, y es allá donde debemos ir, a organizarla, a prepararla, a desatarla, a defenderla y a proyectarla hasta la meta de la Guerra Popular: el Comunismo.

Como dice la canción, no votar, los jóvenes tenemos que luchar,(…) levántate, por un rojo amanecer, golpea con tu martillo al que tiene el Poder…

ELECCIONES BURGUESAS HOY, ¿DEMOCRACIA PROLETARIA CUANDO?
ELECCIONES TERRATENIENTES HOY, ¿DEMOCRACIA CAMPESINA CUANDO?



VIDEO