miércoles, 28 de septiembre de 2011

¡Proletarios y pueblos oprimidos del mundo, Uníos!


En Bolivia se siguen vulnerando los Derechos  de los Refugiados Políticos bajo pretexto de la lucha contra la “subversión y el terrorismo”.

El régimen de Evo Morales violentando los más elementales derechos que tienen las personas que están coberturados bajo la figura de “Refugiados Políticos” mantiene detenido bajo arresto domiciliario al compañero José A. Cantoral quién en el mes de Noviembre debe trasladarse a un “tercer país” luego de haber sido  detenido, torturado y expulsado de Bolivia.

De la misma manera manifestamos al gobierno del Perú y sus autoridades que estamos vigilantes de los procesos jurídicos instaurados contra los compañeros: Blanca Riveros Alarcón, Willian Minaya Romero y, Hugo Minaya Romero que fueron entregados por parte del fascista régimen del MAS de Bolivia a las autoridades del Perú. Conocemos que los camaradas han sido sometidos a crueles torturas que buscan la manera de comprometerlos a ellos y otros compañeros  quienes discrepan con el viejo estado acusándolos de terroristas.

El pueblo del Ecuador demanda del régimen reformista de Evo Morales LIBERE al compañero José Cantoral B. y extienda la condición de refugiado conforme lo dictan los organismos internacionales.

Demandamos del Estado Peruano, la inmediata liberación de los compañeros Blanca Riveros Alarcón, Willian Minaya Romero, Hugo Minaya Romero.

NO MÁS INFAMIA Y REPRESIÓN CONTRA COMPAÑEROS DEL
CENTRO DE ESTUDIOS POPULARES DE EL ALTO-BOLIVIA
¡LIBERTAD PARA JOSÉ CANTORAL B!
LIBERTAD PARA LOS COMPAÑEROS: BLANCA RIVEROS ALARCÓN, WILLIAN MINAYA ROMERO Y  HUGO MINAYA ROMERO EN EL PERÚ,

domingo, 4 de septiembre de 2011

¡Proletarios y pueblos oprimidos del mundo, Uníos!

EL ECUADOR SE PUDRE EN RELACIONES DE PRODUCCION FEUDALES.

Contrario a lo que sostiene el revisionismo cuando hace la caracterización del país y coloca al Ecuador como un país “dependiente”, “subdesarrollado” donde se desenvuelve un “capitalista atrasado” nosotros sostenemos la tesis maoísta de que el Ecuador es una semi colonia, semi feudal donde el imperialismo ha desarrollado capitalismo burocrático. Esta tesis responde a una realidad objetiva.

En un estudio sobre la “Cuenca del Rio Mira” en la provincia del Carchi que vienen desarrollando algunos compañeros hemos podido dar cuenta de cómo en esta importante región del país perviven relaciones de producción feudales y semi feudales de la manera más absurda.

El “patrón” en las relaciones de producción entre campesinos pobres y medios es eminentemente feudal. No hay por medio inversión en capital constante y menos en capital variable. Un campesino que es dueño de un “lote” de 30 hectáreas “invita” a otro que no tiene tierras a producir bajo la modalidad “al partir”. Es decir, el terrateniente pone la tierra y no más. El “partidero” pone los insumos, fungicidas, semillas, fuerza de trabajo.

Pero al colmo de los niveles de explotación que son manejados además en términos de “la costumbre”, -culturales- como manifiestan los compañeros, el dueño de la tierra “pone a trabajar” al campesino que vive “arrimado” en su predio en condición de siervo. Otro “actor” de este doloroso proceso y que coexiste en la finca haciendo uso de un pequeño terreno que le “presta” el terrateniente para que viva y siembre en él cuando no tiene que “devolver” en fuerza de trabajo el uso parcial de la tierra durante la semana laboral.

Entonces tenemos tres actores. El siervo, el partidario y el terrateniente.

Cuando la tierra da su fruto, “tomate”, el terrateniente se lleva el 50% de la producción y el partidario con el siervo se dividen el restante 50 %, es decir el 25% cada uno.

Pero la infamia no llega hasta ahí. El patrono vende a los dos trabajadores las cajas para empacar el tomate, obviamente con un sobreprecio al que se encuentra en el mercado. Y por último alquila el camión de transporte al siervo y al partidario para que puedan sacar su producto que es vendido en la ciudad de Ibarra a intermediarios y bajos costos.

¿Es esto semi feudalidad o feudalidad? Y lo relevante, estos no son casos aislados, se reproducen a lo largo de la cuenca del Río Mira que es el punto de convergencia entre las provincias del Carchi, Imbabura y Esmeraldas. ¡Esto es feudalidad!

Pero esa es una modalidad. Hay otra en la que intervienen directamente grandes terratenientes y es el pago del “diario”.

Las leyes del país establecen que ningún trabajador puede ganar un estipendió mensual menor a los 264 dólares más todos los beneficios de ley: sobre sueldos, utilidades, afiliación al régimen de protección social (IESS), etc.

No, los terratenientes pagan un diario de 8 dólares a los trabajadores y de 6 o 7 dólares a los niños. Por cierto, les gusta contratar niños porque son impetuosos, trabajadores y tienen que pagar menos.

Todos los trabajadores tienen que llevar sus herramientas de trabajo. El patrono no otorga implementos.

La hora de entrada al trabajo en el feudo es a las 7 de la mañana que es cuando les dan el desayuno: dos tortillas de harina y una taza de agua de hierbas o aguapanela. También les dan el almuerzo, solo un plato, arroz con fréjol o frejol con arroz con una aguado de naranja o tomate. Todos los días.

El horario de trabajo se establece desde las 7am hasta las 17 horas.

Es decir el terrateniente paga a sus peones 104 dólares menos de lo que se supone exige la ley sin considerar el resto de beneficios y la jornada tiene una duración de 10 horas.

Desde luego que habrán revisionistas que digan: “pero hay relaciones salariales, eso es capitalista”, ¿y es que acaso las relaciones salariales descansan sobre una estructura de producción industrializada, capitalista? No, definitivamente, por el contrario, esas relaciones salariales esconde o disimulan relaciones semi feudales.

Ah, nos olvidamos, los grandes terratenientes también recurren a la modalidad “al partir” con la diferencia que los “partidarios” más “grandes” contratan bajo su responsabilidad a los peones que trabajen para él con “diarios” menores a los que paga el terrateniente.

Mientras tanto las autoridades conocen de esto y no hacen absolutamente nada para solucionar y sancionar a los explotadores. A cambio emprenden con una “reforma agraria” bajo la premisa de comprar las tierras a los terratenientes y emitir créditos a los campesinos para que las compren. En muchos de los casos los grandes terratenientes en zonas donde muy eventualmente existen relaciones de producción con preponderancia capitalista venden al estado las tierras inservibles o saturadas, carentes riego y vías de acceso, él se queda con las mejores tierras, es aquí donde entra en juego la figura de la renta diferencial. Sin embargo aún en estas condiciones de la renta diferencial I y II, los terratenientes se dan modos por hacer que el servilismo y el semi servilismo pervivan, pues a la final se nutren de él. Eso es lo que llamamos capitalismo burocrático.

Y ese es el espíritu del Frente, recoger estos requerimientos democráticos de las masas campesinas y tratar de levantarlos de la lucha reivindicativa a la lucha por el Poder, pues una “reforma agraria” sin Guerra Popular no es posible. A la final tenemos claro que el problema no pasa solo por la tenencia de las tierra y cómo hacer reformas por mejorar las condiciones de trabajo de peones y obreros, pues el problema del Poder sigue intacto y quién crea en el Poder cree en la necesidad de politizar la reforma y ponerla al servicio de la lucha de clases manifiesta como Guerra Popular.

¡LA TIERRA PARA EL QUE LA TRABAJA!

EMPRNEDER CON LA REVOLUCIÓN DEMOCRATICA DE NUEVO TIPO, NO PARA DESARROLLAR LAS FUERZAS PRODUCTIVAS, SINO PARA CONSTRUIR LA NUEVA DEMOCRACIA Y CONQUISTAR EL SOCIALISMO


EL CHANTAJE POLITICO EN LA CUENCA
DEL RIO MIRA
El clientelismo político es tan aberrante como las relaciones de producción, aunque lo correcto es verlo como parte de éstas.

Uno de los ejemplos más claros al respecto se presentó cuando una de las comunidades de la Cuenca del Río Mira ha venido bregando durante más de 40 años porque se les construya un puente sobre el río Mira. En sus propósitos se han topado de frente una vez más contra la corrupción política de las autoridades seccionales del Carchi, concretamente con el Prefecto Provincial: Gral. René Yandún Pozo, militante de la Izquierda Democrática.

El puente que une la provincia del Carchi con Imbabura y que es cotidianamente utilizado por las comunidades para movilizarse y sacar sus productos está en pésimo estado. Es un viejo puente colgante, de madera y que no ofrece ninguna garantía de seguridad para quién se atreva a cruzarlo.

La justa lucha de los campesinos motivó que con sus dirigentes hagan una visita a la Prefectura Provincial con la finalidad de solicitar una vez más se construya un puente que responda a los requerimientos de los compañeros.

La lacónica respuesta del prefecto, -aspirante a dios todo poderoso y gamonal de escritorio- fue retirar a los campesinos y plantear una reunión únicamente con el dirigente de la comunidad. La propuesta del Prefecto Yandún “puertas adentro” fue que él podía colaborar con el puente si el compañero se “pasaba” a militar en filas de la Izquierda Democrática.

Ante el rechazo del compañero las relaciones entre esa autoridad y las aspiraciones de los compañeros campesinos se han visto complicadas y sin salida. Sin embargo si las autoridades no responden al petitorio de los compañeros las masas se verán obligadas a levantarse y luchar para que el gobierno seccional cumpla con sus responsabilidades más allá del chantaje político.


LA NAVIDAD Y EL ROMANSE ENTRE EEUU Y ALIANZA PAÍS
Como si se tratase de un regalo de Navidad, el régimen fascista y reformista de Alianza País comunica al país que en "Estas navidades nos encontraremos con buenas noticias con Estados Unidos" haciendo alusión a la posibilidad de restablecer las relaciones diplomáticas con el imperialismo.

Quienes manejan la perorata del socialismo del siglo XXI, los reformistas que se dicen revolucionarios contradicen su fogoso discurso antiimperialista para en la práctica clamar de rodillas que EEUU establezca de manera “diáfana” relaciones con el país.

Pero es prudente preguntar: ¿y qué con las declaraciones del Canciller Patiño en contra de los EEUU y la agresión a Libia? Nada, en absoluto, es la doble moral del régimen, el doble discurso.

El imperialismo se da modos para presionar al régimen, más ahora que éste ha entrado en tratativas comerciales con Rusia al anunciar en días pasados la negociación del régimen con Rusia para la compra de equipo militar por 200 millones de dólares y 4.000 millones más en un plan general de compras a cuatro años. El pasado mes de Enero hicieron ya la compra de helicópteros Mi-171E. Estas comercializaciones dan cuenta de la ruptura por lo menos circunstancial con la tradicional relación con el imperialismo yanqui e Israel como proveedores de armamento al viejo estado.

En este caso el “negocio” para Rusia es “redondo” porque precisamente ese país emite el préstamo por esos 200 millones de dólares para que el Ecuador pueda comprar el armamento.

No diferente es lo que pasa con Irán. El país poco a poco incrementa los convenios de explotación miera e hidrocarburífera con este país, además el gobierno gestiona un importante crédito en Irán.

Entonces vemos que el tema EEUU-Ecuador no solo pasa por la vía gubernamental y sus requerimientos, sino que se activan las correas de transmisión opresora del imperialismo ante la presencia de Rusia, China e Irán que va en acenso.

Poco a poco el Ecuador se está constituyendo en arena de lucha entre los imperialismos. Esto hay que tener claro y presente, porque será el imperialismo yanqui el que utilice a la burguesía compradora y sus instrumentos, del “otro lado” el imperialismo chino que utilizando a la burguesía burocrática arrastre a las masas dirigidas por el revisionismo para que éstas entren en una confrontación interburguesa que solo sirve al imperialismo.

Al imperialismo, sin importar de donde venga hay que combatirlo y esa no solo es responsabilidad del proletariado sino de sus aliados, los campesinos pobres, la pequeña burguesía comprometida con los intereses de la nación y eventualmente determinados sectores de la burguesía nacional que permanentemente es constreñida por el imperialismo. Desde luego, la dirección de este proceso o lucha antiimperialista es del proletariado, caso contrario la lucha terminará vanguardizada y manejada por el revisionismo y el reformismo burgués.

¡VIVA LA ALIANZA OBRERO-CAMPESINA!